Buscar en este blog

lunes, 25 de abril de 2011

El mejor bocado de primavera

En muchas ocasiones me habéis "oído hablar" de lo que me gusta la huerta, y es que es así me encanta. Pero al igual que dicen que las bicicletas son para el verano, la mejor temporada de la huerta es la primavera. Ajetes, habas, alcachofas, cebolletas, rabanitos una gran variedad de sabor, que bien combinada puede convertirse en un festín para el paladar. De lo que hablo pocas veces es de lo que me gusta el cerdo, diría que me gustan hasta sus andares, pero como plagiaría al gran Arguiñano, diré que me gusta hasta su culo taconero cuando se contonea sensualmente. El otro día vi uno de los más pornográficos cortes que puede tener el cerdo ibérico, el tocino saladillo entrevelao, hasta esos pelos negros que tiene en la corteza me parecen sensuales. Me lleve un trozo para casa, y el festín fue digno de 5 estrellas Michelin, (Si no me quiero yo, no me querrá nadie)

Ingredientes (Cenita para 2) 
8 alcachofas · 1 manojo de ajetes · 4 lonchas muy finitas de tocino ibérico · 4 ramitas de perejil ·aceite de oliva, sal y pimienta.
Y ahora, es cuando os cuento cómo. . . 
Llenamos un bol con agua, y añadimos el perejil tronzado, vamos pelando y cortando las alcachofas en cuartos, y poniéndolas en el bol con agua y perejil así no se oxidarán. Pelamos y cortamos los ajetes. Calentamos en una sartén 3 cucharadas de aceite, y cuando se temple añadimos las alcachofas bien escurridas. Las rehogamos a fuego medio – alto hasta que se ablanden las alcachofas un poco (Aproximadamente 7 minutos) añadimos los ajetes movemos y que siga rehogando. Mientras se terminan de hacer las alcachofas, cortamos muy finito el tocino. Cuando las alcachofas se hayan tostado un poquito, servimos colocando el tocino por encima. Abrir una cervecita, y preparaos porque la vais a flipar.

Que aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada