Buscar en este blog

martes, 30 de noviembre de 2010

Pastas “pal” té

Es curioso como nuestra cabeza recuerda según qué cosas. Yo siempre he dicho que no tengo memoria a largo plazo, y es así (aunque desde que escribo este blog noto el ejercicio mental a mi favor) pero hay algunas cosas que no se van de la mente. Me acuerdo mucho de mi tío Julián, antes de pedirle algo ya estaba hecho, esa forma de hacer las migas, (El único que se acerca al mismo nivel es mi tío Gumer), esas grandes expresiones cómo: "Esta más claro que la sopa un asilo", como llamaba a mi hermana "la cherrys" (no sufras Diana, no explicare él porqué). Yo que siempre he sido de perfil travieso (o cabronazo como me llamaba), disfrutaba muchísimo metiéndome con él. Llamarle el "carnets", meterme con su procedencia; "bolo" era mi forma favorita de picarle (Era de Toledo, Pulgar concretamente) y como buen bolo defendía lo suyo, y hablaba con pasión de "Perrunillas", "mazapanes", "polvorones" y demás dulces propios de la comarca. Yo le decía que como era paleto, lo que hacían en su pueblo no eran pastas de té, si no "Pal té". Sirva como homenaje póstumo. Un muy fuerte abrazo.
Ingredientes

100 gramos de almendras crudas (mejor si son de Toledo) · 300 gramos de harina de repostería · 170 gramos de mantequilla a temperatura ambiente · 1 huevo · 130 gramos de azúcar · 1 raíz de jengibre



Y ahora es cuando os cuento cómo . . .

Como en otras ocasiones, a Maquina:

Metemos las almendras en la thermomix, y programamos 10 segundos, velocidad 5. Las reservamos en un platito. Ponemos en el vaso (respetando el orden) la harina, la mantequilla en pequeños trozos (yo me ayudo con 2 cucharillas de postre), el huevo, el azúcar, un trozo de unos 3 centímetros de jengibre rallado y las almendras previamente troceadas. Programamos 20 segundos velocidad 6.

Y ahora a mano.

Molemos las almendras (con un moledor de café o mortero) Disponemos en un bol la harina, mantequilla (en trozos pequeños), el huevo, el azúcar, el jengibre rallado (un trozo de unos 3 centímetros) y las almendras, mezclamos con una cuchara de madera hasta conseguir una mezcla homogénea.



Calentamos el horno a 160 grados. Dejamos reposar la masa durante 15 minutos. Estiramos hasta lograr una plancha de medio centímetro y cortamos con los moldes que tengamos (en ausencia de moldes con un corta pizza cortamos cuadrados), Decoramos con pistachos, almendras o lo que se nos ocurra y horneamos unos 15 minutos. Dejamos enfriar y a disfrutar.

Un abrazo para todos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada