Buscar en este blog

miércoles, 16 de febrero de 2011

Fideuá barata, pero esta vez casi de ricos

Hay muchas historias sobre la procedencia de este plato, desde una en la que un cocinero valenciano se quedo sin Arroz y echándole mucho ingenio, cambio el cereal por fideos, hasta la historia de Juan Bautista Pascual, cocinero de un barco de pescadores que sabiendo de "lo tragaldabas" que era el patrón con la paella, probo a cambiar el arroz por fideos para ver si así el resto de la tripulación comía algo. Sea como fuere, es un excepcional plato de pasta, muy sano y que con esta variante, lo podéis preparar en una hora escasa y ¡por menos de 3 euros para 2 personas! No me digáis que no os parece atractivo! En esta ocasión tenía unos berberechos en la nevera, y en vez de ponerlos de aperitivo aproveché los 5 minutos de reposo para que se abrieran, si no tenéis, no os volváis locos, los fideos solos están estupendos.

Ingredientes (para 2 si es para más, multiplicar. . .)

180 gramos de fideos · 1 cebolleta · 1 punta de pimiento verde · el doble de pimiento rojo · 3 alcachofas · 1 tomate · 1 lata pequeña de atún en aceite · 3 dientes de ajo · 1 litro de caldo de pollo · 4 cucharadas de mayonesa· 1 vaso de vino blanco · Perejil, azafrán, sal y aceite

Y ahora, es cuando os cuento cómo. . .

Ponemos una olla con el caldo de pollo, si no tenemos ponemos 1 litro de agua, en ella vamos echando los restos de pelar las alcachofas (solo de 1) la parte más verde de la cebolleta, una rebanada de pimiento verde, una de pimiento rojo, y la piel del tomate después de rallarlo. Picamos la cebolleta y los dos pimientos lo más fino posible, y uno de los dientes de ajo los otros dos los reservamos. Cortamos las alcachofas ya peladas en 4 u 8 gajos, dependiendo del tamaño y las metemos en un bol con unas hojas de perejil (así no se oxidan). Abrimos la lata de atún y escurrimos el aceite en una sartén muy amplia o paellera, añadimos 2 cucharas de aceite de oliva y la ponemos al fuego. Cuando esté caliente freímos las alcachofas durante 5-6 minutos (comeros una, con un poquito de sal es una delicia). Una vez fritas las alcachofas, las retiramos y añadimos la cebolla y pimiento. Pasado un minuto añadimos el ajo y dejamos sofreír a fuego medio durante 15 minutos (este es el secreto, fondear bien las verduras). Una vez fondeadas, añadimos el tomate y dejamos sofreír durante 5 minutos más. Mientras se termina de sofreír, machacamos el azafrán con una pizca de sal y reservamos. Una vez sofrito el tomate, añadimos el azafrán rehogamos, y añadimos medio vaso de vino. Una vez consumido el vino, añadimos los fideos y rehogamos durante 5-8 minutos, una buena fideuá se consigue tostando los fideos en la sartén. Mientras en en el mortero machacamos un diente de ajo con una pizca de sal y el perejil picado. Añadimos el atún a los fideos, rehogamos y añadimos el caldo, nivelamos y añadimos el machacado de ajo-perejil, por encima, las alcachofas fritas. ¿Pero, cuanto caldo? Es fácil, que los cubra muy poquito. Lo dejamos cocer a fuego fuerte los primeros 5 minutos y bajamos a fuego medio, ya sabéis como una paella sin mover el contenido.
Viene el tercer uso del mortero, Ali-oli. Los puritanos, me dirán que uno bueno, solo lleva ajo y aceite, pero sinceramente por muy ajo-adicto que soy es un poco fuerte. Machacamos el tercer diente de ajo con una pizca de sal y cuando sea un puré, añadimos 4 cucharadas de mayonesa.
Vigilando con cuidado que no se nos queme (aunque un poquito de "socarrat" es lo mejor, el exceso amarga) veremos que en 10 minutos se ha "bebido" todo el caldo, añadimos los berberechos y tapamos.

5 minutos de reposo después, ya tienen que estar los comensales en la mesa y con bien de hambre.

Que aproveche!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada