Buscar en este blog

jueves, 17 de marzo de 2011

Cabrito frito, simple pero rico

Hay veces que cuando nos imaginamos un plato, y lo vemos excesivamente fácil y libre de complicaciones directamente lo desechamos, no hay mayor error. Hace tiempo os hablaba de "El placer de lo sencillo" y hoy os insisto con esta idea, hay que disfrutar de todo tipo de platos elaborados, complejos, fáciles, sencillos, y por supuesto volver a nuestras raíces. Están muy bien las espumas, las deconstrucciones de tortillas, pero de vez en cuando hay que tirar del recetario de toda la vida, y disfrutar de él. Este cabrito se lo dedico en especial a mi tío Ambrosio, que lo compro en su pueblo y fue un autentico festín. No os asustéis por la gran cantidad de ajos, en cuanto se os pasen los reparos y probéis el primero, pensaréis que os habéis quedado cortos, si no preguntarle a mi primo Adrian, ¡preguntarle!

Ingredientes (para 8 celebrando un cumpleaños)

5 kilos de cabrito cortado en chuletas · 8 cabezas de ajos con los dientes sin pelar · 0,5 litros de aceite de oliva · unas buenas olivas con distintos aliños (nosotros disfrutamos de las que preparan mis padres) sal y mucho pan.

Y ahora es cuando os cuento cómo. . .

Esta es una atípica receta por su fórmula de preparación, para poder disfrutar lo ideal es comerla en la calle y cerca de los fogones, así según se va friendo el cabrito, se va comiendo, porque esto frio, no vale ná. Empezamos calentando el aceite en una sartén o perol grande, cuando este templado, añadimos todos los ajos, y los vamos friendo muy despacito, casi confitándolos. Cuando se empiecen a separar de las pieles, los sacamos y reservamos en una fuente. Subimos la temperatura del aceite y salamos el cabrito. Cuando el aceite se haya calentado, echamos la primera tanda al perol, freímos hasta que dore, y a la fuente. Así de fácil, no hay más que hacer que coger un trozo de pan, pegarle un bocado a una chuleta, comerse un ajo, una oliva y un trago largo de vino tinto. No os olvidéis de echar una segunda tanda en la sarten, y tener en cuenta que según se vaya friendo el cabrito, mejor sabor tendrá el aceite, y mejor estarán las chuletas.

Que aproveche.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada